Funcionarios de la Alcaldía de Soacha solicitaron el desalojo voluntario a las más de 500 familias que ocupan de manera arbitraria un sector de alta probabilidad de remoción de tierras en la comuna cuatro, con el fin de evitar una tragedia.

El secretario de Gobierno de Soacha, Danny Caicedo lideró el acercamiento con los invasores en el sector conocido como El Barreno. Especificó que dicha zona presenta una condición de amenaza sísmica intermedia, de acuerdo con la Unidad de Gestión del Riesgo.

«No se permitirá que nuevos asentamientos ilegales se perpetuen en la ciudad. Sin embargo, aquí lo primordial es salvaguardar la vida de quienes están en esta zona de peligro», dijo el secretario.

Asimismo, señaló que, «estos terrenos son invadidos por la acción de inescrupulosos, quienes venden de manera ilegal terrenos inestables geológicamente y que se convierten en potenciales zonas de remoción de tierra».

Publicidad

Según la Unidad de Gestión del Riesgo, la probabilidad de remoción de tierra puede agudizarse debido a la ola invernal.