El caracol africano una de las 100 especies exóticas más invasoras y nocivas del mundo tiene en alerta a los habitantes de al menos 30 municipios de Cundinamarca.

El mínimo contacto con este peligroso molusco puede ocasionar enfermedades como meningitis, bronquitis, trastornos intestinales y encefalitis.

Estos caracoles trasmiten parásitos y bacterias que pueden causar hasta la muerte a personas y animales.

Si usted se encuentra a uno de estos animales, que pueden llegar a medir hasta 20 centímetros, siga las recomendaciones de los expertos y evite el contacto directo.

La Mesa, Anapoima, Apulo, Viotá, Villeta, entre otros son los municipios más afectados por la presencia de estos caracoles.