De las 6.500 investigaciones disciplinarias a jueces, abogados y funcionarios de la Rama Judicial, que debe recibir del Consejo de la Judicatura la nueva Comisión Nacional de Disciplina Judicial, hay 1.200 a punto de prescribir.

La denuncia la hizo la misma Comisión de Disciplina Judicial, tras advertir que un mes después de entrar en funcionamiento, aún no ha recibido todos los expedientes que le corresponde conocer.

De hecho, para esas investigaciones, que estaban en la Sala Disciplinaria de la Judicatura y que fue remplazada desde el 13 de enero por la nueva comisión, no se decretó una suspensión de términos.

Fuentes de la Comisión de Disciplina Judicial aseguraron, además, que en los expedientes que ya recibieron hay documentos desaparecidos tales como pruebas documentales, situación que ahora será puesta en conocimiento de la Fiscalía.