22/09/2017

En Colombia el delito de explotación sexual comercial da penas que van entre los 10 y 24 años de prisión, sin embargo es un delito que ha trascendido fronteras y vulnerado a los más indefensos, los niños.

Según la Fiscalía, entre enero de 2016 y junio de 2017 fueron identificadas 1.969 víctimas de explotación sexual infantil, donde las zonas más afectadas son Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca y Cundinamarca.

Igualmente, la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes está relacionada con delitos como prostitución, proxenetismo, pornografía y utilización de medios de comunicación para ofrecer servicios sexuales.

Los depredadores se aprovechan de parques, zonas comerciales, peluquerías, entornos cercanos a colegios y en especial las redes sociales e Internet para asechar a sus víctimas, según el reporte de autoridades.

Por su parte, la línea de denuncia de la organización Te Protejo, reveló que en lo corrido del año se han recibido 6.079 y por lo menos 37.774 desde que fue creada dicha línea.

Viviana Quintero, coordinadora de TIC e infancia de ‘Red Papaz’, dijo que todos estos casos se dan en su mayoría en contextos digitales y el restante en espacios que tienen que ver con viajes y turismo.

Publicidad

Señaló que gracias al apoyo de las autoridades se logró que la Dijín de la Policía bloqueará 1.692 páginas ilegales, donde se ofrecía material de contenido pornográfico con niñas, niños y adolescentes.

Sostuvo que durante el 2016 año ‘Te Protejo’ y ‘Red PaPaz’ conocieron cientos de casos sobre este tipo de explotación, donde la mayoría de víctimas fueron asechadas a través de redes sociales.

«De estas 7.600 denuncias recibidas en el año 2016, aproximadamente el 98 por ciento corresponde a medios digitales (…) el dos por ciento restante con el contexto de viajes y turismo», indicó Quintero.

El riesgo también se da porque no hay una adecuada protección de los padres de familia frente a los menores de edad que navegan diariamente en Internet, porque allí corren los mayores riesgos.

«Siete de cada 10 papás no acompañan a sus hijos cuando navegan en Internet (…) lo mejor es equipar a menores con tecnología que es para adultos, es decir evitar abrirles esos canales de comunicación», señaló la experta.

La principal recomendación es el acompañamiento y no descuido de los menores cuando naveguen en Internet y que se utilicen las líneas de denuncia de la Policía y la Fiscalía General.

Mauricio Beltrán – CM&