24/11/2017

A través de un comunicado, la Defensoría del Pueblo alertó sobre la grave situación de salud de las comunidades indígenas Embera pertenecientes al resguardo Jurubidá – Chorí – Alto Baudó, en el municipio de Nuquí en el departamento del Chocó.

Ya han muerto dos jóvenes de Puerto Indio de 17 y 19 años, con síntomas de malaria, a esto se suman 16 casos confirmados de esa enfermedad que presentan sangrado, diarrea y vómito.

El clamor de las comunidades indígenas fue expresado a funcionarios de la Defensoría, aduciendo “que no hay garantías al derecho a la salud con enfoque diferencial y étnico”, denunciando que “las brigadas son esporádicas o no se quedan el tiempo necesario para brindar una atención adecuada y completa”.

Asimismo, las comunidades resaltaron que no les entregan los medicamentos y se presentan dificultades para las remisiones a hospitales de segundo y tercer nivel.

Tras la emergencia de salud, la Defensoría del Pueblo “insta a los organismos del sistema de salud para que adelanten acciones urgentes e inmediatas en materia de atención de la emergencia que están padeciendo estas comunidades”.

Redacción Internet CM&