La capitanía de Puerto de Barranquilla restringió varias playas del Atlántico por el fuerte oleaje y limita el acceso de embarcaciones pesqueras y de bañistas.

Vientos que en el día superan los 40 kilómetros por hora y en la noche llegan a más de 60 kilómetros, llevaron a la capitanía a lanzar una nueva alerta.

Se monitorean las condiciones climáticas y el nivel del oleaje. «Se presenta una incidencia en las condiciones atmosféricas en el Caribe colombiano, afectando la intensidad de los vientos y la intensidad del oleaje. En noches anteriores hemos tenido registro de hasta 35, 36 nudos en la intensidad de los vientos y alturas de la ola superior a 2.5″, indicó el capitán de Fragata del Puerto de Barranquilla, Carlos Urbano.

El fenómeno de altas presiones se está presentando en todo el Caribe colombiano y se determinaron las primeras restricciones.

«Especialmente a las embarcaciones menores, a las embarcaciones de pesca, al personal de bañistas que adopten las medidas de seguridad y estén atentos a cualquier comunicado o símbolo de alerta», dijo el capitán.

Por el fuerte oleaje, en el fin de semana, una situación de emergencia «se presentó con una menor de edad en las playas del Country. Salvavidas actuaron y realizaron el rescate de la niña quien presentó una dificultad respiratoria y fue trasladada al hospital de Puerto Colombia. Gracias a Dios la intervención fue inmediata y esto permitió que no se presentaran hechos que lamentar esta semana», explicó Urbano.

La alerta se extenderá durante toda la semana.