Santa Marta se encuentra invadida de carne de contrabando proveniente de Venezuela, tanto ciudadanos como expendedores de este producto se encuentran preocupados.

Dicen los consumidores que es habitual ver cómo venden la carne de contrabando en cajas de cartón, entre los 4000 y 5000 pesos libra.

Los operativos de control han detectado algunas estrategias para hacer pasar la carne como de primera calidad.