Coleccionistas y farmacéuticas estarían detrás del peligro de extinción.

En las últimas horas la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca lanzó una alerta sobre la disminución de la rana lehmanni, una especie amenazada por traficantes de fauna quienes las sacan de su hábitat natural para llevarlas a Europa y Estados Unidos.

“Hay un tráfico para coleccionistas porque es una rana que tiene unos colores interesantes. Empresas farmacéuticas que pueden obtener los venenos inicialmente porque después que están en cautiverio ya no producen el veneno”, indicó Gustavo Trujillo, biólogo del CVC.

La autoridad ambiental señala que esta especie de rana es única en la cuenca del río Anchicayá en el Pacífico vallecaucano, los biólogos han encontrado en trabajo de campo que la población ha disminuido considerablemente.

Se estima que en los últimos 30 años más de 100.000 ranas han salido de su hábitat. La CVC denuncia que de cada 200 extraídas solo 15 logran sobrevivir.  

“Tiene distribución en un área muy pequeña y tiene una gran importancia porque a medida que se van perdiendo los individuos obviamente la población tiene una alta tendencia a desaparecer y podría ser una extinción de la cual nunca pueda uno recuperarse”, agregó Trujillo.

Por este motivo especialistas de la CVC realizarán un trabajo de campo especial este fin de semana en la zona, un evento académico para trabajar con la comunidad y activar mecanismos de protección especiales y lograr sacar de la zona a los traficantes de fauna que amenazan a la rana lehmanni.

Publicidad

Javier Ramírez