Los abogados del empresario colombiano Álex Saab, acusado de ser testaferro del presidente venezolano Nicolás Maduro, presentaron ante los tribunales de Cabo Verde su oposición legal a la extradición a Estados Unidos.

El recurso se interpuso a última hora de este jueves ante el Tribunal de Apelación de Barlovento, con sede en la isla de San Vicente, que debe tomar la decisión final pese a que el Ejecutivo ya dio visto bueno a la extradición.

Los abogados de Saab presentaron «un documento de aproximadamente 60 páginas, detallado y legalmente consistente, lo que demuestra la tesis de la defensa sobre la ilegalidad de la detención» del presunto testaferro.

Saab fue detenido el 12 de junio cuando su avión hizo escala en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla norteña de Sal, tras una orden de EEUU a la Interpol por presuntos delitos de blanqueo de dinero.

Tras la detención del empresario, Venezuela señaló que Saab es un ciudadano venezolano y un «agente» del Gobierno, que se hallaba «en tránsito» en Cabo Verde para regresar al país.

La defensa argumenta que Saab «tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela en tránsito por Cabo Verde«.

Publicidad

La impugnación a la autorización de extradición fue preparada por el equipo de defensores de Saab en Cabo Verde con la ayuda del abogado holandés y ex director de asuntos legales de Interpol, Russel Martha, quien se encuentra en Praia, recientemente contratado por Saab.

El empresario colombiano tenía plazo hasta este jueves para pronunciarse sobre la postura del Ejecutivo ante la Justicia del país africano.

Fuentes judiciales de Cabo Verde indicaron que los procedimientos ahora iniciados ante el Tribunal de Apelación pueden durar al menos tres meses debido a los numerosos pasos que las partes pueden dar en la defensa de sus respectivos intereses.

Para lograr sus objetivos, el supuesto testaferro contrató un amplio consorcio de abogados que incluye a otros reconocidos especialistas internacionales, como el exjuez español Baltasar Garzón.

Saab, nacido en la ciudad de Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Estados Unidos presentó cargos contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a quienes acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares supuestamente defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela.