Este miércoles se conoció el testimonio completo que entregó ante la Justicia Especial para la Paz (JEP) el capturado excabecilla del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’. Pidió perdón a las víctimas por las acciones de ese grupo delincuencial, así como que reparara a las familias, y que el Clan del Golfo tiene aproximadamente 7.000 integrantes.

La declaración ante la JEP no fue específicamente sobre los miles de crímenes por los que tiene que responder alias ‘Otoniel’, sino sobre un contexto general de la violencia en Urabá, de la que él hizo parte desde 1987, cuando ingresó a las filas de las FARC.

Le puede interesar: Bebé abandonada sobrevivió gracias al calor que le brindaron unos cachorros

Después de pasar por las filas de las FARC y el EPL se desmovilizó ante el Gobierno, junto a un grupo, que a las pocas semanas se rearmó a órdenes de los hermanos Castaño y potenció la expansión del paramilitarismo.

Sobre el día de su captura dijo que decidió no enfrentar al Ejército para que le respetaran la vida.