El inicio del 2019 trajo consigo el fenómeno del Niño, en Cali el calor es desesperante, quienes viven en la ciudad se valen de todo tipo de elementos para protegerse del inclemente sol.

Robinson Perlaza, habitante de Cali, dijo que el calor es «bastante, hay que ir a los ríos a bañarse para refrescar el cuerpo, mucho alcohol».

La Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) advirtió que en diciembre el déficit de lluvias alcanzó el 67 % y las temperaturas podrían aumentar en los próximos días.

Harold González, coordinador de la Red Hidroclimatológica de la CVC, indicó que «muy fácilmente podemos llegar a los 35° centígrados en la zona plana, pero si se mide bajo sombra, puede subir 2 o 3° C dependiendo de cómo esté expuesta a los rayos solares».

Actualmente se soporta una temperatura de 34° C y los niveles de los ríos tienen un déficit del 10 % en sus niveles, porcentaje que podría aumentar.