No cesan las amenazas contra el personal de la salud, la desinformación es la principal causa.

En Cali el jefe de una Unidad de Cuidado Intensivo denunció ser víctima de esta problemática, mientras que en Buenaventura se tuvo que reforzar la seguridad en un centro asistencial.

El jefe de la Unidad de Cuidado Intensivo de una clínica en el sur de Cali agradeció la solidaridad manifestada después de recibir amenazas por desinformación que tienen algunas personas sobre el coronavirus.

«Hay que decir que hay mucha solidaridad, las amenazas han disminuido, explicando a la comunidad la enfermedad que tienen sus familiares, prestándoles apoyo en estos momentos difíciles donde ellos tienen a los familiares en la Unidad de Cuidado Intensivo», afirmó Jorge Salazar, médico jefe de UCI en Cali.

Por otro lado, en Buenaventura las autoridades advierten que quienes sean sorprendidos amenazando al personal médico serán judicializados.

«Son familiares o son habitantes del Distrito Especial de Buenaventura quienes atendiendo la desinformación de las redes sociales respecto a la inexistencia de COVID-19 asisten a estos centros asistenciales y a la fuerza amenazan a los profesionales de la salud o sacan a los pacientes con COVID-19 positivo», aseguró Camilo Murcia, secretario de Seguridad del Valle.

Asimismo, fue reforzada la seguridad en la única clínica de tercer nivel sobre el puerto para evitar que 17 médicos abandonen su servicio.

Publicidad

«Igualmente se activó la ruta de atención, se vienen haciendo presencias en este centro hospitalario, investigamos para determinar responsables y actuaremos con contundencia si se afecta a este personal médico», aseguró el coronel Javier Navarro, comandante de la Policía del Valle.

Actualmente, Buenaventura tiene 1.312 casos positivos de los 8.342 que hay en el Valle del Cauca.