Un alarmante diagnóstico sobre la situación de la democracia en Colombia tras la pandemia denunció el procurador Fernando Carrillo, quien alertó sobre la concentración de poder en el Gobierno, y la falta de control en el senado de la República.

Una acumulación absurda de poder con la expedición de decretos«, indicó.

El procurador denunció que el Congreso no ha hecho un control pertinente a la detinación de recursos durante la pandemia.

«El legislativo no ha hecho control político para vigilar los recursos«, agregó.

Carrillo cuestionó la falta de debate en el lesgilstivo para la elección de la nueva procuradora Margarita Cabello.