A través de sus redes sociales, el ciudadano Andrés Escobar, quien está imputado por dispararle a manifestantes en Cali en el último Paro Nacional, denunció ser víctima de por lo menos tres atentados contra su vida durante el mes de agosto.

El también empresario revela que estos supuestos ataques lo obligaron a mudarse de casa.

“Quiero manifestar y poner en conocimiento que fui objeto de tres atentados en el mes de agosto. Atacaron mi lugar de residencia y ya hay unas investigaciones en curso para dar con los autores de estos actos de terrorismo. Me vi obligado a abandonar mi lugar de residencia y no estar más allí”, empieza su intervención Escobar mediante un video.

Escobar describe uno los hechos señalando a un grupo de personas que lanzaron un explosivo, al parecer de fabricación artesanal, a la vivienda donde el residía. Dos días después del primer ataque, dos sujetos que se movilizaban en una moto dispararon contra la portería del edificio en el que vivía, según la narración del civil.

También puedes leer: Así es el caso de lavado de activos por el que la Fiscalía investiga a Aída Victoria Merlano

El ciudadano añade que por cuenta de estos actos ha interpuesto 50 denuncias a la Fiscalía por lesiones personales, actos de terrorismo, amenazas e inclusive hurtos, sin que ninguna de ellas haya prosperado.

En diálogo con Noticentro 1 CM&, Escobar señaló que teme por su vida y agregó que en la denuncia están anexadas varias fotografías que muestran los vidrios de su casa rotos, y que al parecer fueron causados con balines de armas traumáticas.

“Temo por mi vida, por la vida que colateralmente pueda afectar toda esta situación mediática que me he visto envuelto, es que no estoy en peligro solamente yo sino los vecinos, los copropietarios, mi familia yo he colocado más de 50 denuncias en la Fiscalía documentando muy bien todas las amenazas, han hurtado cosas de mi vehículo, de mis oficinas, esto ya es terrorismo”, señala.

En otra historia de Instagram, Escobar volvió a referirse a la presunta persecución de la que es víctima por parte de seguidores de la ‘izquierda’ en Colombia desde el polémico hecho que protagonizó en las manifestaciones del año 2021, hasta el día de hoy: “Nunca he encontrado un amor tan sincero, tan tóxico y tan obsesivo como el que tienen los mamertos conmigo, sinceramente. No les quiero parar ni bolas y pasan estas cosas”, cuenta.