Este viernes, Andrés Felipe Ballesteros, detenido en Tanzania, África, acusado de tráfico de drogas sin razón alguna, regresó por fin al país después de 8 largos años.

En 2015, Ballesteros viajó a este país a celebrar su cumpleaños, y desde ese entonces su familia luchó por la libertad del joven, la que hoy se hizo efectiva después de que la abogada de Ballesteros firmara un acuerdo que llevaba ocho años buscando.

Le puede interesar: Corte Suprema: el sexo no es obligatorio en el matrimonio, debe haber consentimiento

A través de redes sociales, el hermano del joven informaba continuamente su situación, hasta que este viernes por fin pudo decir que volvería a ver a Andrés Felipe.

Con un sentido mensaje, Juan Ballesteros informó del pronto reencuentro que tendrían su papá, mamá y él con su hermano.