Por medio de una carta dirigida al senador Gustavo Petro, la representante Ángela María Robledo dio a conocer su renuncia a Colombia Humana.

“Por circunstancias que conocemos bien, y por acciones, omisiones e injustificados silencios a los que he hecho referencia de manera pública, siento que estas aspiraciones no tienen hoy espacio político en Colombia Humana”, indica la misiva.

De igual manera, añade que “por el contrario, mi condición de mujer feminista y libre ha sido duramente atacada desde algunos sectores del movimiento. He dicho en algunos medios que me quedé sin espacio político, y que ha resultado muy difícil hacer un trabajo conjunto contigo y adelantar una tarea de organización al interior del movimiento”.

“Sigo pensando que la propuesta programática de Colombia Humana es urgente para nuestro país, pero que debe abrirse para ser enriquecida con otras perspectivas que permitan avocar de manera serena pero firme la transformación política, social, económica y cultural que requerimos para dejar de ser uno de los países más desiguales y violentos del mundo”, argumenta.

Asimismo, señala que “desde donde me encuentre seguiré trabajando, seguiré aportando, seguiré tejiendo para consolidar una gran convergencia de fuerzas progresistas que sin vetos, nos permita enfrentar el verdadero adversario que hoy en día representan las fuerzas de derecha y ultraderecha cuyo ejercicio autoritario y excluyente del poder nos ha llevado a la situación de crisis económica, desempleo, de pobreza, de marginación, de violencia, de inseguridad, de miedo y de desesperanza que hoy aflige a la nación colombiana”.