La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, ordenó el inicio de procedimiento administrativo de carácter sancionatorio en contra de Ecopetrol S.A. por los hechos ocurridos en el campo petrolero Lizama, ubicado en jurisdicción del municipio de Barrancabermeja, Santander.

La entidad especifica que toma la decisión por «no haber activado el plan de contingencia, ni ejecutado y controlado la emergencia conforme a la real magnitud del evento del 2 de marzo de 2018 en el predio ‘Palmas de Colombia’, ubicado en el corregimiento La Fortuna, jurisdicción del municipio de Barrancabermeja». 

También por «no haber informado en oportunidad las circunstancias que agravaron las condiciones iniciales de la contingencia reportada y que demostraban la real magnitud del evento ocurrido. Haber comunicado como controlada la situación el día 3 de marzo de 2018, obstaculizando la actividad de seguimiento por parte de la ANLA». 

Asimismo, la empresa enumera otros hechos que motivaron la decisión. 

  • Haber afectado presuntamente con su gestión los cuerpos de agua denominados quebrada La Lizama y Caño La Muerte en un área aproximada de 24 km y en un área de 20 kilómetros en el río Sogamoso.
  • Haber generado con su actividad presunta afectación al recurso suelo localizado en el área donde se está presenta la contingencia objeto de investigación.
  • Haber generado la muerte y afectación de individuos de diferentes especies y grupos taxonómicos de fauna y flora.
  • Haber ocasionado con su omisión en la activación, ejecución y control adecuado de la contingencia, posibles afectaciones al medio natural y al medio socioeconómico de la zona donde se presentó el evento contingente.
  • Haber puesto en riesgo dos acuíferos localizados en la zona donde se está presentando el evento contingente.

La ANLA agregó que  comunicará su decisión a la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios, a la Gobernación de Santander, al municipio de Barrancabermeja y a la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS.