Tras 48 días de incertidumbre por la emergencia en Hidroituango, y ante la imposibilidad de entregar la obra a finales de este año, como se tenía previsto. El Instituto para el Desarrollo de Antioquia, IDEA, accionista mayoritario del proyecto, suspendió por seis meses el contrato que tenía para la titularización de flujos futuro por la generación de energía, a través de bonos puestos en la bolsa de valores.

«La operación que íbamos a desarrollar con Davivienda Corredores era de 1.25 billones de pesos, que al no poderlos tener de forma inmediata como aspirábamos que íbamos a poner los títulos en el mercado en el mes de agosto de este año», explicó Mauricio Tobón Franco, gerente de IDEA.

Los dineros resultantes de la operación estarían destinados al Ferrocarril de Antioquia. Ahora la gobernación buscará financiación con el gobierno saliente del presidente Santos.

«El gobernador ante la imposibilidad de contar de forma inmediata con esta fuente de financiación del Ferrocarril… presentará la próxima semana ante el Ministerio de Hacienda y la Dirección Nacional de Planeación el proyecto de Ferrocarril de Antioquia para buscar que en el último Conpes de este gobierno pueda ser aprobado este proyecto», agregó el alto funcionario.

El IDEA espera ahora el nuevo cronograma de entrega y entrada en operación del Proyecto Hidroeléctrico Ituango y los sobrecostos debido a las obras que se han realizado para superar la emergencia.