La Fuerza Publica libra una guerra química contra los estupefacientes, es en sus laboratorios especializados donde se analizan más de 30 mil muestras de sustancias al año para darles a las autoridades luz verde con las incautaciones, y elementos científicos a los jueves para dictar condenas por narcotráfico.

En Colombia no se arranca ni una mata de coca sin el visto bueno de un laboratorio oficial y tampoco se abre un proceso jurídico por narcotráfico, sin el consentimiento del coronel José Francisco Peña, a su cargo está el laboratorio de química para estupefacientes.

“Hacer llegar a los laboratorios, esas matas para establecer de manera química que estamos hablando efectivamente de una sustancia psicoactiva”, sostuvo el oficial.

En promedio, en ese laboratorio se analizan anualmente hasta 30 mil muestras de sustancias halladas en textiles, artesanías, perfumes, alimentos, minerales, correos y todo tipo de objetos que los narcotraficantes utilizan para enviar marihuana, cocaína y heroína a otros países.

“Hay un incremento del 42 por ciento con respecto al año pasado y esto tiene que ver con la demanda que hay a nivel nacional y a nivel internacional frente al tema de la droga”, sostuvo el coronel Peña.

Para evitar grandes pérdidas como cuando sus despachos son descubiertos por las autoridades, los delincuentes ahora prefieren contratar expertos químicos y permear algunas industrias para camuflar pequeñas concentraciones del alcaloide en medio de grandes cantidades de productos de exportación.

Hace tres meses, las mafias del narcotráfico intentaron enviar a Grecia una tonelada de cocaína finamente mezclada en medio de 32 toneladas de mineral de cobre.

En otro intento frustrado por las autoridades, los delincuentes transformaron dos toneladas de cocaína, de su estado sólido a líquido, para verterla en la miel de cinco toneladas de panela, pulverizarla y llevarla a Estados Unidos.

Laboratorios especializados como este, se convierten en una de las armas más efectivas para ganar desde la química la guerra contra el narcotráfico.