¡De no creer! En plena cuarentena, decenas de personas salieron a las calles para despedir a presunto cabecilla criminal en Bello, Antioquia.

Así fue el entierro este martes de Édgar Pérez Hernández, alias «El Oso», presunto cabecilla de la banda Niquia Camacol de Bello.

Pérez estaba preso en la cárcel de Itagüí, y por descongestión carcelaria fue trasladado el 5 de abril a la cárcel La Picaleña de Tolima, donde presentó quebrantos de salud y en las últimas horas murió al sufrir un infarto.

Su cuerpo fue trasladado a Bello, donde una multitud asistió al funeral del señalado narco, violando el Aislamiento Preventivo Obligatorio ordenado por el Gobierno nacional.

Decenas de personas expuestas al riesgo de contagio en este municipio, que ya cuenta con 15 casos de COVID-19.