Prácticamente sin acceso se encuentra la población de Barú debido a que el mar ha llegado hasta la única vía terrestre conocida como Playetas, que comunica al lugar. Este es tan solo uno de los graves problemas en la zona que también está a punto de un desastre ambiental, si el agua de las ciénagas cercanas se uniera con el mar, ocasionando la muerte de los corales.

Ante lo anterior y luego de que el Distrito declarará la calamidad pública, se suscribió hoy entre el Ministerio de Ambiente, la Alcaldía de Cartagena y la Gobernación de Bolívar, que aporto los recursos, el acta de inicio para los trabajos de recuperación.

El ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo Indicó que «es un proyecto esperado por la comunidad, pero también en el marco de una emergencia que tenemos de materia ambiental si se llegara a romper este hilo tan pequeño con la ciénaga de barbacoa y el mar Caribe».

«Tendríamos el destrozo total de los Corales del Rosario, lo cuál sería un daño ambiental gravísimo, hoy empezamos a superar ese problema», indicó el alcalde de Cartagena, Sergio Londoño Zurek.

Son en total 15.000 millones de pesos con los que se intervendrá el lugar.

Por su parte, el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, dijo que “con eso protegemos el medio ambiente, con eso protegemos el parque natural y con el terraplén a construir habrá la posibilidad de una conexión vial entre el sector Punta Iguana y el pueblo de Barú y todo el desarrollo turístico que hay en el sector, así que esta obra comienza a despuntar como la solución al riesgo inminente.

Los trabajos de rehabilitación contemplan 1,4 kilómetros de vía.