A partir del 1 de julio del presente año, todos los taxímetros que se produzcan o importen al país deberán cumplir con requisitos técnicos y metrológicos para garantizar que las mediciones de tiempo y distancia que toman son precisas en todo momento. 

Así las cosas, fabricantes e importadores deberán demostrar que cumplen la regulación de la SIC a través del certificado de conformidad respectivo.

Adicionalmente, en aquellos municipios del país donde sea obligatorio el uso de taxímetros, será necesario que este tipo de instrumentos sean instalados y reparados en talleres certificados previamente; y deberán tener revisión periódica anual para garantizar su buen funcionamiento por parte de organismos de verificación acreditados por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia –ONAC.

La vigilancia en la prestación del servicio de taxi continuará a cargo de las Secretarías de Movilidad de cada municipio y de la Superintendencia de Industria y Comercio dentro del marco de sus competencias.

Redacción Internet – CM&