Lagrimón, el toro mascota de Faustino Asprilla, exjugador de la selección Colombia, fue encontrado en un matadero clandestino a la orilla del río Cauca, en el barrio Decepaz de Cali, junto a las otras cinco vacas que habían sido robadas de la finca San Tino, propiedad del reconocido exfutbolista.

Según la Policía, el animal estaba listo para ser sacrificado.  

“A Lagrimón prácticamente lo tenían listo para su sacrificio y comercializar su carne. Nos damos cuenta porque estaba amarrado y tenían todos los elementos, los cuchillos y ganchos para trasladar su carne a un establecimiento donde se comercia carne”, explicó el coronel Wilson Gonzales Delgadillo, comandante de la Policía Valle del Cauca.

De acuerdo con información de la investigación, el animal había sido vendido al dueño del matadero por 4 millones de pesos. Las autoridades llegaron hasta el sitio gracias a información de la red de cooperantes de la Policía.

“Nosotros tenemos establecido una red de cooperantes grande que en principio nos dio unos indicios. Continuamos indagando y aparecieron nuevas fuentes, fue así que llegamos hasta su ubicación exacta donde estaban los animales”, agregó Gonzales Delgadillo.  

En el procedimiento no hubo capturas, las autoridades continúan en la investigación para encontrar los autores intelectuales y materiales del robo.

Javier Ramírez