Fueron apartados de su cargo seis policías que estuvieron involucrados en un incidente donde una menor de 15 años perdió la vida, luego de que uno de ellos accionara su arma de dotación. Las investigaciones fueron asumidas por la Justicia Penal Militar.

Por su parte, los familiares de la víctima contaron que los policías querían impedir que los grabaran requisando a unos habitantes de calle. En medio de gritos y forcejeos se observa cómo uno de los uniformados intenta detener a un hombre, algunos habitantes se oponen al procedimiento e intentan separarlos, luego de manera violenta uno de los agentes agrede a una mujer que estaba en el sitio y segundos después saca el arma de dotación y dispara en tres oportunidades, impactando a la joven de 15 años.

“Mi sobrino les entrega los documentos, a los policías no les gustó y comenzaron a pegarle, las mujeres se subieron a grabar. A los policías no les gustó y ahí fue donde mi cuñada, la fallecida, recibió el impacto en la cabeza”, explicó una familiar de la joven que murió.

El hecho donde perdió la vida Laura Michel Alzate generó consternación en el barrio Petecuy y sus familiares piden no dejar a un lado las investigaciones.

“No pasan, no dan cara, ayer pasaron hicieron cuatro tiros más adelante, entonces la gente está paniqueada, los habitantes de calle están asustados, les da miedo que los vayan a coger en la noche, les vayan a pegar, los vayan a matar”, dijo una familiar de la víctima.

La institución explicó que la Justicia Penal Militar asumió la investigación del crimen de la joven, para tomar las sanciones respectivas.

El coronel Henry Jiménez, subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali confirmó que “los policías están inmersos disciplinariamente en una investigación”.

Los uniformados, tanto el que disparó, como los que acompañaban el procedimiento, fueron apartados de su cargo.