A las nueve de la mañana funcionarios de la Sociedad de Activos Especiales SAE llegaron hasta la casa que tiene como cárcel la empresaria del chance Enilce López Romero: el propósito era desalojarla del inmueble en proceso de extinción.

Al final de la tarde, la defensa pidió que se suspendiera la diligencia pues están en la consecución de otro inmueble con una habitación en condiciones tales para que López Romero pueda ser atendida por personal médico.

Felipe Rincón, abogado de Enilce López, indicó que “por fortuna logramos que se diera un tiempo prudencial para desalojar el inmuebles pero a la espera de que la Corte Constitucional se pronuncie sobre unos mecanismos de tutela y el juez de conocimiento se pronuncie sobre unas peticiones de una ilegalidad que creemos se han dado en las medidas cautelares decretadas».

Publicidad

El nuevo inmueble a dónde se trasladaría Enilce López estará listo para la hora en que se cumpla el desalojo.

«Lo que se aprobó hoy aquí fue que se nos otorgaran 10 días hábiles para la devolución del inmueble. Pero como le digo se han presentado unas acciones legales y constitucionales», agrego la defensa.

Para la suspensión de la diligencia también se tuvo en cuenta el concepto de los médicos tratantes.

Felipe Rincón, abogado de Enilce López, añadió que “según dijeron los médicos es un estado de salud bastante grave. Ella tiene una crisis de patologías. Estuvieron los médicos tratantes y creo que ellos dieron un concepto de una valoración médica que es de gravedad».

Enilce López pesa 30 kilos, dijeron los abogados de la mujer condenada a 37 años de prisión por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir.