En el cierre del bootcamp de innovación del Programa Mundial de Alimentos (WFP), realizado en el marco de ‘Innovation for Nutrition’, la primera dama, María Juliana Ruiz, destacó que tras un año en el que la pandemia por el COVID-19 ha afectado los sistemas alimentarios, empezando por la producción, el procesamiento, la distribución y la comercialización de alimentos, “es apremiante encontrar caminos que nos permitan acelerar también nuestras metas de seguridad alimentaria y nutrición y hacerlo en un escenario de recuperación y, sobre todo, reactivación en nuestros países”.

Publicidad

La primera dama habló de la necesidad de tener soluciones innovadoras, aumentar el uso de la tecnología y poner los ecosistemas de innovación al servicio de una agenda.

 

Le puede interesar: Conozca los puntos de vacunación contra el COVID-19 para mayores de 55 años en Bogotá

 

“Con ese objetivo lanzamos el pasado mes de febrero, junto con el Programa Mundial de Alimentos, la iniciativa ‘Innovation for nutrition’, que promueve un enfoque integrado, multiactor, propositivo y colaborativo. Esas son premisas que he liderado como Embajadora de buena voluntad del ODS-17 para Colombia, frente a lo que, de manera personal, he denominado la nutrición en cuerpo y alma, que también le apuesta a los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el año 2030”.

Así mismo, celebró la realización de espacios como el bootcamp (seminario) en el que los jóvenes de ocho equipos, tres de estos colombianos, y los demás de Estados Unidos, Guatemala, Haití y Perú, expusieron sus ideas ante actores influyentes del campo de la innovación, cooperación, academia y sector privado, mostrando cómo sus innovaciones pueden contribuir al cumplimiento del ODS 2, Hambre Cero.

 

Vea también: Director para las Américas de HRW pide al presidente tomar medidas frente a la grave situación en Cali

 

“Esperamos que en futuros bootcamps participen activamente muchísimos más jóvenes porque con su ímpetu, su creatividad y su determinación pueden generar esas respuestas de impacto positivo como las que se presentarán en detalle durante toda esta jornada”, manifestó la primera dama, al tiempo que los invitó a emplear sus habilidades, sus capacidades y talentos en soluciones que aporten al bienestar social de sus países.

Por su parte, Carlo Scaramella, representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Colombia, exaltó la labor del país y de la primera dama en materia de nutrición y seguridad alimentaria.

“Quiero reconocer el trabajo que está haciendo la primera dama con la Gran Alianza por la Nutrición, que realmente es una iniciativa que invierte en los adolescentes, en la primera infancia, como algo clave para las vidas saludables y exitosas de los niños en Colombia. Quisiera enfatizar la colaboración tan importante que tenemos con la señora María Juliana Ruiz, con la Consejería Presidencial para la Niñez y Adolescencia, y otros actores, para resolver el problema del hambre en esta y otras regiones del mundo”, dijo Scaramella.