Así lo acaba de decidir la Comisión Primera del Senado con 10 votos a favor y tres en contra. En la votación no participaron los senadores del Centro Democrático ni del Partido Conservador.

La iniciativa, que pasa ahora a plenaria, consta de 39 artículos mediante los cuales se adoptan normas para que sea el Estado el que ejerza control del mercado del cannabis.

“En segundo lugar, le quitamos el dinero al narcotraficante y hasta el 40 % del poder en esa industria ilegal. El recaudo deberá ser invertido en educación y prevención del consumo”, explicó el senador Gustavo Bolívar, autor del proyecto.

Según el senador Bolívar, con la regularización del cannabis “vamos a impedir que les sigan vendiendo marihuana a los niños, ya que a los distribuidores regulados y manejados por el Gobierno solamente tendrán acceso los adultos después de cumplir condiciones especiales y dosis determinadas”.

La iniciativa, que no cuenta con el respaldo del Gobierno Nacional, fue aprobada en medio de una aguda discusión que vive Colombia en relación con la política antidrogas.