La guerra entre organizaciones criminales y grupos ilegales por el narcotráfico, el contrabando, la minería ilegal y la trata de personas tiene a la región sumida en el caos y la barbarie.

La situación más difícil se vive en el área metropolitana de Cúcuta, donde se libra una guerra a muerte entre el ELN y los paramilitares gaitanistas.

Arauca y La Guajira también son escenario de guerras entre bandas integradas por colombianos y venezolanos.

Son 17 organizaciones criminales y grupos ilegales los que mantienen en alerta máxima a la frontera con Venezuela.

 

Te puede interesar: ELN confirma secuestro de un sargento y un soldado del Ejército en Arauca

 

 

 

En Arauca, Norte de Santander y La Guajira operan estas estructuras ilegales, muchas de ella integradas ahora por colombianos y venezolanos que hoy tienen la violencia disparada en los más de 2.200 kilómetros de frontera.

En Arauca se viven dos guerras que se entrecruzan en su violencia la primera a punto de terminar entre las disidencias y la llamada Banda Tren de Aragua que ha dejado desde agosto por lo menos 30 muertos.

Una guerra que se inició con el asesinato de un comandante de las Farc las cuales respondieron asesinando a casi todos los integrantes de esta banda.

En medio de esta situación la segunda guerra que se da por los ataques que retomó el ELN contra las Fuerzas Militares que ya cobró la vida de cinco uniformados y el secuestro de otros dos, que, según la organización guerrillera, serán liberados en los próximos días si cesan los operativos en la zona.

 

Mira también: Corte Constitucional practicará inspección judicial por la crisis de la infancia wayúu

 

 

 

Pero quizás la situación más difícil se vive en la zona metropolitana de Cúcuta donde se libra una dura guerra entre los paramilitares gaitanistas y el ELN.

Desplazamientos, masacres y homicidios son el resultado de la reconfiguración criminal.

A sangre y fuego se disputan el narcotráfico, la minería ilegal, la trata de personas y el contrabando con otro factor criminal en medio de la guerra.

 

Mira además: Buscarán voluntarios para probar dos nuevas vacunas contra el coronavirus

 

 

 

El anuncio de los gaitanistas fue claro; sacar al ELN de la frontera, una guerra que se vive en una zona altamente militarizada.

Finalmente está la guerra en la frontera con La Guajira donde se disputan el territorio y las economías ilegales el ELN y una banda autodenominada los Mercenarios integrada por colombianos y venezolanos.

Un escenario convulsionado que de no ser atendido a tiempo puede arder aún más.