La Armada encontró fallas en la responsabilidad de mando, planeamiento, control y supervisión por parte de un coronel de infantería de Marina, comandante del Batallón de Infantería número 51 y capitán de Infantería que se desempeñaba como jefe de operaciones.

El pasado sábado la Fuerza Naval del Oriente de la Armada dio a conocer que tres botes de la institución que se encontraban en un Puesto de Control Fluvial amarrados a la orilla del río Meta, en el departamento del Vichada y que en el momento se encontraban sin tripulación, fueron arrastrados por la corriente en la madrugada de este sábado.

Según versión preliminar, el hecho se presentó cuando el centinela encargado de la seguridad de los botes se percató que, por efectos de la fuerte corriente, las embarcaciones fueron arrastradas por el río, sin tener la oportunidad de recuperarlas.