La Armada Nacional interceptó, en dos operaciones, a 149 migrantes ilegales cerca del municipio de Acandí, fronterizo con Panamá, que intentaban llegar a Centroamérica.

Los migrantes 105 adultos, entre ellos dos mujeres embarazadas, y 44 menores de edad, provenían de Ghana, Pakistán, República del Congo y Sierra Leona, detalló la Armada.

Viajaban en tres embarcaciones junto a ocho personas que los transportaban y que fueron detenidas para ser puestas a disposición de las autoridades competentes y acusadas por el delito de tráfico ilegal de migrantes.

El grupo de extranjeros fue puesto a disposición de Migración Colombia en Capurganá.

En lo corrido del año la Armada Nacional y la Policía Nacional han rescatado 1.550 migrantes y se han efectuado 59 capturas en 23 operaciones contra este delito en el Golfo de Urabá.