El arzobispo de Cali defendió el fallo sobre consumo de sustancias psicoactivas. Para el jerarca católico la Corte hizo bien defendiendo las libertades.

El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, defendió la decisión tomada por la Corte Constitucional, mediante un fallo que tumbó dos normas del Código de Policía, que prohibía el consumo de licor y sustancias psicoactivas en lugares públicos. Para Monsalve, la Corte está respetando el derecho a la libertad.

“La Corte Constitucional tiene un deber que es confrontar las decisiones que se toman en otros organismos con la Constitución. Y hay tres palabras claves, 1. La libertad, 2. Las responsabilidades y 3. Los controles […] El tema es para reflexionarlo bien, que los niños y niñas hay que protegerlos pero la forma no es generando autoritarismos, o también unos moralismos excesivos que llevan a cohibir las libertades de la gente”, indicó el arzobispo.   

Según el jerarca de la Iglesia católica, la sociedad no se puede convertir en una cárcel llena de prohibiciones como en los Estados islámicos.

“Se está tomando con mucho apasionamiento eso, yo soy un pastor católico y me gustaría que nadie consumiera drogas o alcohol, ni nada de esas cosas pero entiendo que aquí nuestros regímenes no son estilo talibán”, agregó.

Les hizo un llamado a las familias para que partan desde la educación en el hogar.

“En cualquier lugar del mundo uno siente que la gente es respetándose sin ofender a los niños o familias. La sociedad no se puede volver una cárcel, debe tener un respeto por la libertad, el autocontrol. Por la autodeterminación de las personas y el aprendizaje de las personas. Que las autoridades pongan los controles y las familias la responsabilidad. Y las cortes defiendan las libertades”, añadió.

Las declaraciones fueron realizadas en medio de un foro con líderes sociales víctimas de violencia.

Javier Ramírez