La Fiscalía en Sucre logró la captura de 11 personas entre funcionarios, exfuncionarios y contratistas en los municipios de Coveñas, Betulia y Santiago de Tolú.

El ente acusador inició una investigación por las posibles irregularidades cometidas por el alcalde de Coveñas, Nilson Manuel Navaja, quien liquidó y pagó el contrato de implementación del un programa de Bilingüismo en instituciones educativas de ese municipio, cuyo objeto no se cumplió.

De acuerdo con las investigaciones, en la primera administración se habría defraudado un valor aproximado a $1.900 millones, más $284 millones que fueron cancelados por la segunda administración municipal.

Por estos hechos fueron capturados: el alcalde actual Nilson Manuel Navaja; el secretario de Educación, Iván Darío Berrocal; la interventora Zahelis María Buelvas, y la represente legal de la Fundación, Luisa Mercedes Núñez.

En Betulia se investiga por contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación y falsedad ideológica en documento público, a la administración municipal por posibles irregularidades en un contrato para la atención a personas de la tercera edad.

Según la investigación, el alcalde de San Juan de Betulia contrató en tres ocasiones con la fundación Feysalud, la atención a personas de la tercera edad, sin tener en cuenta que esta no era idónea.

La defraudación asciende a $700 millones.
Publicidad

Por estos hechos fueron capturados e imputados Fernel Antonio Aviles Tovar, alcalde de San Juan de Betulia; Marco Tomás Arrieta Gil, tesorero del municipio, y Eider Manuel Moreno Arias, secretario de Asuntos Sociales.

En Santiago de Tolú la investigación tiene que ver con la posible apropiación irregular y fraudulenta de los remanentes, pertenecientes a unos extrabajadores de la alcaldía.

La defraudación asciende a $400 millones.

Por estos hechos fueron capturados los exasesores Luis Ernesto García y Liliana María Céspedes, así como el alcalde encargado para el periodo 2012-2015, Alfonso Ríos.

REDACCIÓN INTERNET – CM&