En zona rural del municipio de Caldono fue asesinado el excombatiente número 40 de la desmovilizada guerrilla de las Farc, muerte que se produce después de la peregrinación de los firmantes de la paz donde pidieron al presidente de la República garantías de seguridad para su vida.

El firmante de paz Fernando Ramos, quien se dedicaba a las labores de mototaxismo, en el municipio de Caldono, fue asesinado por desconocidos con arma de fuego en el sitio conocido como la Balastrera, vereda de Santa Rosa.

“Lamentablemente en Caldono, donde hasta la presente había sido el sitio que menos habían tocado, pero ya los violentos están incursionando en los sitios donde mayor trabajo y cohesión hay en los proyectos productivos”, indicó Enrique Obrero, consejero político Farc.

En Colombia han sido asesinados 238 firmantes del acuerdo de paz, 41 de ellos en el departamento del Cauca.

Insistió que el compromiso de los firmantes es mantenerse en la intensión de paz, por eso recordaron la solicitud de garantías en las zonas veredales en las cuales se concentraron después de la entrega de armas.