Tras ocho días de desaparición, fue encontrado sin vida el cuerpo del dirigente político Misak Jesús Antonio Montano en zona rural de Popayán.

La víctima había sido reportado desaparecido el pasado cinco de junio, cuando salió de su vivienda en la vereda La Rejoya.

Le puede interesar: Personas en condición de discapacidad protestan por retraso en entrega de bonos alimentarios

“Tendría que ver con la denuncia de constreñimiento electoral de las disidencias de las FARC que él hizo en sus redes sociales”, explicó el ministro de Defensa, Diego Molano.

Montano era un reconocido activista político cercano al uribismo, contaba con esquema de protección de la UNP quienes lo dejaron en su residencia minutos antes de la desaparición.

Le puede interesar: Estados Unidos propone usar drones para fumigar cultivos ilícitos en Colombia

“Todavía no se ha determinado el perpetrado, pero hay una actividad delictiva criminal de persecución a los líderes, han asesinado cuatro líderes en los últimos cinco días en el departamento del Cauca”, indicó Camilo González, presidente de Indepaz.

El indígena también denunció desde Cartagena los posibles nexos de integrantes del Ejército con grupos de narcotráfico en el sur del Cauca.