Un hombre de 62 años murió y su hija de 18 años resultó herida luego de que sujetos armados les dispararan por hurtarles el dinero que minutos antes habían retirado de un banco al sur de Cali, el taxista que los transportaba también sufrió graves lesiones.

“Estos sujetos al ver que el copiloto llevaba los vidrios arriba accionaron las armas de fuego. Tenemos información que fueron cuatro sujetos en dos motos hiriendo de gravedad al copiloto, al  conductor y al acompañante”, indicó Johnny Rangel, director de la Mancha Amarilla.

Lea también: Al Zawahiri, un médico de pocas palabras convertido en terrorista más buscado

Esta situación prendió las alertas entre los conductores de servicio público debido a la peligrosa exposición que tienen a diario cuando atienden a usuarios que realizan algún tipo de diligencia en entidades financieras.

La Policía metropolitana de Cali capturó a dos de los presuntos responsables a quienes se les incautó un arma de fuego.