Cuatro militares fueron asesinados en un ataque perpetrado en el municipio de Sardinata, en el departamento de Norte de Santander, donde hacían trabajos de erradicación de cultivos de coca.

Según el Ejército Nacional, el ataque ocurrió en la zona rural de La Pradera, esa región que hace parte de la zona de frontera con Venezuela.

Información oficial indica que los fallecidos son tres soldados y un suboficial que fueron atacados por miembros de grupos armados ilegales que operan en la región del Catatumbo, dentro la cual está Sardinata.

«Rechazamos los actos de violencia sucedidos en Sardinata que acabaron con la vida de héroes de la patria«, dijo el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano.

«A las autoridades exhortamos para que den con los responsables y los conduzcan a la Justicia«, añadió.

En la región del Catatumbo operan Eln, un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL), la disidencia 33 de las Farc y bandas de narcotraficantes.

Publicidad

Sardinata es el quinto municipio del país en área cultivada de coca, con 5.487 hectáreas, clasificación que encabeza el vecino Tibú, con cerca de 20.000 hectáreas sembradas.

La región del Catatumbo tiene 39.636 hectáreas dedicadas a la coca, equivalentes al 20 % del total nacional, según el informe de 2019 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Según el organismo de Naciones Unidas, los departamentos de Norte de Santander y Nariño «agrupan más del 50 % de toda la coca del país» y si se les suman Putumayo y Cauca, los cuatro concentran el 78 % de esos cultivos.