El patrullero de la Policía, Jaime Andrés Medina Molina de 27 años, fue asesinado este domingo cuando se encontraba adelantando labores de verificación a un establecimiento abierto al público en la vereda La Reforma del municipio de Quataquí (Cundinamarca).

En el lugar se encontraba una persona que portaba dos escopetas, en el momento que el agente intentó incautar las armas y dejar a disposición de las autoridades competentes a quien las tenía en su poder, otro ciudadano habría intervenido en ese instante para impedirlo.

De acuerdo con las indagaciones, el sujeto habría accionado una de las escopetas, ocasionándole una herida a la altura de la cabeza que produjo la muerte instantánea del patrullero Medina Molina.

En el hecho, y en circunstancias que aún son materia de investigación, resultó lesionado un menor de 16 años de edad, quien fue trasladado a un centro asistencial, donde es atendido por el personal de salud.

Unidades de investigación criminal dispuestas para este caso adelantan la búsqueda del señalado agresor, quien ya fue identificado.

Publicidad

Esto, bajo el mando del comandante operativo del departamento de Policía Cundinamarca, que se trasladó al lugar de los hechos.

El patrullero Jaime Andrés Medina Molina llevaba siete años en la institución, obtuvo 21 felicitaciones y dos condecoraciones por su valioso trabajo.