30/10/2017

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) expresó en un comunicado su rechazo por el asesinato de Aulio Isarama Forastero, gobernador indígena perteneciente al pueblo Embera Dóbida del Alto Baudó, Chocó, a manos ELN.

Según la organización, “este crimen afecta la integridad del cese al fuego bilateral pactado entre el Gobierno Nacional y la guerrilla del ELN, al tiempo que incumple el Acuerdo Humanitario para el Chocó, promovido por las organizaciones sociales y étnico -territoriales del departamento”. 

Agregó que dicho asesinato, “disminuye la confianza de la población colombiana en el proceso de conversación entre el Gobierno Nacional y la guerrilla del ELN, poniendo en riesgo la construcción de la anhelada paz completa”.

Asimismo la MAPP/OEA reiteró su llamado para una investigación oportuna, “judicialización y sanción de los responsables, garantías de no repetición y seguridad efectiva de las comunidades”. 

En el escrito la Misión sostiene que observa con preocupación pues la violencia continúa afectando a la población civil y sostiene que las comunidades étnico-territoriales están expuestas a graves afectaciones por la presencia de diversos actores armados ilegales.  “A su vez, los líderes y autoridades ancestrales han sido objeto de atentados contra sus vidas, a raíz de la reivindicación de sus derechos y la autonomía de sus territorios”, indica. 

Finalmente, la Misión reiteró su respaldo y compromiso de continuar acompañando a las comunidades del Chocó en la reivindicación de sus derechos. 

Redacción Internet – CM&