En Medellín, un interno fue condenado a 10 años de prisión por haber asesinado a golpes a su compañero de celda  luego de que este le arrojara orina y materia fecal.

El asesino fue identificado como Alejandro David Salas, alias “firi”, quien recibió una condena de 10 años de cárcel por el delito de homicidio agravado, la sentencia la profirió un juez penal del circuito de Itaguí.

El juez tomó la decisión después de avalar el preacuerdo al que llegó la Fiscalía General de la Nación con la defensa del acusado.

De acuerdo con las investigaciones, “Firi” asesinó a golpes a su compañero de celda identificado como Jhon Enrique Jaramillo en una Unidad de Reacción Inmediata en agosto de 2018.

El asesinato se habría presentado porque la víctima le arrojaba materia fecal y orina al atacante y otros internos, así lo explicó la directora de la seccional de Fiscalía de Medellín, Natalia Rendón.

El hombre asesinado estaba privado de la libertad por delitos sexuales contra menor de 14 años.