El pasado 9 de enero el país se estremeció con la muerte de una pequeña de cuatro años, María Ángel Molina, en la vereda Naranjales del corregimiento de Arma, en el municipio de Aguadas (Caldas).

Los hechos

La mamá de la menor aseguró que Juan Carlos Galvis Duque la citó y le dijo que llevara sus dos hijas a una cita porque quería sorprenderlas con unos regalos, pero esta le dijo que iría con una prima, a lo que él supuestamente se negó argumentando que quería ver la cara de las menores cuando vieran los obsequios.

Cuenta la mujer que caminaron unas 15 cuadras para llegar al sitio donde les entregaría los regalos, y después de vendarle los ojos, este la apuñaló y la lanzó con golpes por un despeñadero que conduce al río Arma. Mientras ella le rogaba que no les hiciera daño a sus hijas y que no las fuera a matar, el hombre presuntamente le lanzaba piedras. Cuando el hombre bajó con las niñas hasta el lugar donde quedó la mujer, esta fingió estar muerta.

Publicidad

Lea también: ¿Quién es el desertor del Ejército implicado en el crimen de María Ángel Molina en Caldas?

Relato del hombre

El sujeto le manifestó a la Fiscalía que estaba enceguecido por la ira que le produjo que la mujer le dijera que tenía una relación con otra persona, pero que aceptaba ser su amiga, y por eso quiso vengarse de ella.

También indicó que atravesó el río Arma con las niñas, por un tramo en donde el agua no le llegaba ni a las rodillas, con la intención de llegar a Antioquia, pero que en el trayecto la niña de 18 meses se le resbaló y casi se le cae por lo que soltó a la mayor y ella se ahogó.

Esta versión fue desvirtuada con la necropsia, ya que en ella se determinó que la muerte de la niña fue violenta, que tenía signos de maniobras para borrar todo lo que pudiera conducir a su identificación, marcas de haber sido inmovilizada y señales que demostraban que intentó defenderse.

Luego de evidenciar las pruebas con que cuenta la Fiscalía y el hallazgo del cuerpo sin vida de una niña de 4 años a la que habría asesinado, el procesado Juan Carlos Galvis Duque aceptó su responsabilidad como autor material del delito de feminicidio agravado.