En una gigantesca redada contra el microtráfico, quedó en poder de las autoridades una peligrosa banda delincuencial que vendía medicamentos restringidos y narcóticos en droguerías, locales comerciales y parques del centro de la ciudad.

A plena luz del día mas de 100 hombres de la Policía y Fiscalía allanaron droguerías, residencias, locales comerciales y parques del centro de la ciudad logrando la captura de 13 integrantes la temida organización delincuencial “Los topos”, dedicada a la comercialización de estupefacientes y  la distribución de narcóticos y medicamentos restringidos para uso ilegal.

“En la comercialización diaria, no menos de 1000 pastillas, las cuales por parte de los consumidores las combinaban con bebidas energizantes hidratantes, que pueden ocasionar un efecto similar al del clorhidrato de cocaína cuando se combina con el alcohol, esto está generando una destrucción en el organismo y los órganos de los sentidos”, dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, el general Manuel Antonio Vásquez Prada.

La banda tenía montado estratégicamente un jugoso negocio criminal en el corazón de la ciudad bonita.

“Distribuir 500 sustancias derivadas de la cocaína y la marihuana tipo cripi, esto representaba diariamente 8 millones de pesos, los cuales recibían y en el marco de la economía criminal y representaba al mes 249 millones de pesos para estas organizaciones”, reveló el comandante.

Estas  capturas se suman a 27 más efectuadas días atrás, en el marco de la Operación Aniversario 128, todos serán judicializados por micotrafico agravado, porte ilegal de armas y concierto para delinquir, adicionalmente  se impusieron 500 comparendos por comportamiento contrario a normas de convivencia, porte de drogas, armas de fuego y uso de menores para delinquir.