En horas de la noche de este jueves llegó a Medellín el cuerpo de Edwin Caro, el patrullero de la Policía que fue asesinado en medio de una requisa en el norte de Bogotá.

Cerca de  las 9 de la noche fue recibido el patrullero en el aeropuerto de Rionegro por su familia. El féretro de Caro estuvo adornado por los colores de la bandera de Colombia.

Con caravanas y velas desde Bogotá, la Policía Nacional rindió un homenaje a este joven de 24 años que se desempeñaba en la institución hace algunos meses.

Publicidad

El uniformado, de 24 años de edad, fue asesinado en la tarde de este miércoles en la localidad de Chapinero, cuando un grupo de uniformados se encontraba haciendo labores de registro en el lugar e interceptaron a dos personas. Uno de ellos se opuso y disparó contra Caro, causándole la muerte.