La Eterna, fue como su nombre lo indica un centro de microtráfico de larga duración en Popayán que hace días fue intervenido como los tres de Bogotá y como otra decena en todo el país. De esas operaciones resultó la demolición de 170 inmuebles.