Una noche de caos vivió este martes el municipio de Tuluá que vio reducido a escombros su Palacio de Justicia, el cual ardió en llamas después que una turba incendiara el edificio en medio de una jornada de protestas y una delicada situación de orden público.

 

 

Le puede interesar: A tercer debate, un proyecto que tiene con los pelos de punta a las aseguradoras

 

El fuego arrasó con casi toda la estructura del Palacio de Justicia de Tuluá, ubicado en el departamento del Valle del Cauca, 94 kilómetros al norte de Cali, la capital regional y epicentro de las manifestaciones que comenzaron el pasado 28 de abril contra el Gobierno.

Publicidad

Según dijo el alcalde, el daño causado al edificio es “irreparable”, como se puede ver en las imágenes y videos del lugar destruido por el incendio.

 

 

Vea también: “Destrucción de expedientes otorga ventajas a la impunidad”: Corte Suprema sobre incendio en Tuluá

 

“Lamentablemente un grupo de personas sin amor, sin respeto por la ciudad y por los demás ha vandalizado la ciudad, ha causado daño en la infraestructura de tránsito, como semáforos y señales, ha vandalizado y destruido un edificio tan importante y hermoso, emblemático e histórico como el Palacio de Justicia”, dijo este miércoles el alcalde de Tuluá, John Jairo Gómez.