En la madrugada de este miércoles fue atacada con explosivos la subestación de Policía del corregimiento de Potrerito, Jamundí, Valle del Cauca.

De acuerdo con Andrés Felipe Ramírez, alcalde de Jamundí, el nuevo caso de hostigamiento contra la fuerza pública ocurrió sobre las cinco de la mañana en donde, “tres sujetos detonaron explosivo sin generar afectación de los policías y comunidad”.

Lea más: Pelosi abandona Taiwán tras una visita que cruzó la “línea roja” de Pekín

No obstante, la rápida reacción de las autoridades “permitió neutralizar a uno de los presuntos atacantes”.

“Este atentado no solo es contra la fuerza pública, sino contra la comunidad de Potrerito y el municipio. En estos momentos la situación está controlada y asegurando el sector por parte de la fuerza pública”, destacó el mandatario de Jamundí.

Podría leer: Confirman la muerte del monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, arzobispo emérito de Tunja

Aunque están desplegadas todas las capacidades de fuerza pública e investigación para dar con los otros responsables y contrarrestar alguna represalia, Ramírez le envió un mensaje al presidente electo, Gustavo Petro,

“El país atraviesa un momento muy crítico de orden público a lo largo y ancho de su territorio. Como colombianos debemos rodear la fuerza pública y pedirle al nuevo presidente que anhelamos paz y tranquilidad en los territorios y los violentos no nos la pueden quitar”, concluyó Andrés Ramírez.