El gobierno del presidente Iván Duque estableció una serie de acciones para garantizar la atención en salud, alimentos y beneficios económicos para los excombatientes, coordinada por la Consejería para la Estabilización y la Consolidación.

“Ante la amenaza del coronavirus, la Agencia para la Reincorporación y Normalización, ARN, determinó una coordinación permanente con las secretarías de salud, centros de urgencias y hospitales cercanos a los antiguos ETCR para activar rutas de atención ante casos de contagios», precisó el consejero Emilio Archila.

Los 2.893 excombatientes de las Farc-EP, que habitan en los espacios territoriales junto con sus familias, seguirán recibiendo víveres para garantizar su seguridad alimentaria y elementos de aseo.

La renta básica mensual y la asignación mensual serán desembolsadas automáticamente a todas las más de 13 mil personas en proceso de reincorporación, durante medida de aislamiento.

De acuerdo con Archila “el seguimiento estricto de estas medidas y la articulación que hemos logrado en cada territorio con las entidades de salud, nos permitirán contribuir a la prevención de los casos y disminuir la propagación de la enfermedad para garantizar el bienestar de nuestra población”.

Y agregó que “también estamos haciendo un monitoreo permanente a las poblaciones vulnerables: adultos mayores, mujeres gestantes y personas con problemas en el sistema inmunológico”.

El protocolo de seguimiento y orientación presentado por la ARN para acceder a las rutas de atención en salud, destaca:

  • El acompañamiento presencial y telefónico constante en los lugares donde se adelantan los procesos de reincorporación colectivos para identificar personas con síntomas de infección respiratoria.
  • Atención a través de las líneas habilitadas por las secretarías de salud y el Ministerio de Salud (01 8000 95 55 90), para la notificación de síntomas, además del reforzamiento a las medidas de aislamiento y de promoción frente al cuidado individual colectivo.

Asimismo, se han identificado mecanismos para el traslado de personas hacia instituciones de salud en la cabecera municipal u otros municipios según los planes de contingencia de las secretarías de salud, las Empresas Sociales del Estado (ESE), el criterio médico del tratante y la red hospitalaria disponible cercana a los antiguos espacios territoriales.