Ante la crisis que comienza a azotar en el país por cuenta de la ola invernal, el presidente Gustavo Petro decretó situación de desastre nacional.

Según prevé el Gobierno, el escenario “incrementará el costo de vida y de los alimentos desencadenando una situación de hambre en comunidades pobres y altamente vulnerables”.

La decisión emitida por el presidente Gustavo Petro obedece a las afectaciones que se han presentado en los 32 departamentos del país, desde que inició el fenómeno de La Niña en agosto de 2021.

También puedes leer: Este año las lluvias dejan 203 muertos y más de 450.000 afectados en el país

El saldo es preocupante: la ola invernal ha dejado 266 personas muertas, 196.109 familias, 645.930 personas afectadas, 5.207 viviendas destruidas, además de afectaciones en aparatos productivos e infraestructura. A la fecha, son 21 departamentos y 390 municipios los que tienen declaratoria de calamidad pública.

En cuanto a los daños a la infraestructura civil, se han registrado afectaciones en: 227 puentes vehiculares, 110 puentes peatonales, 295 acueductos, 20 centros de salud, 1.112 sedes educativas, 330.000 niños afectados y 945 más en riesgo de afectación, así como 45 centros comunitarios y 21.826 hectáreas de cultivos afectadas.

Por otra parte, el IDEAM pronostica la existencia de una alta probabilidad de inundaciones y crecientes súbitas en 22 departamentos del país, así como en 24 más se prevén deslizamientos de tierra en 519 municipios.