El atentado al oleoducto ocurrió en zona rural de Teorama (Norte de Santander), afectando la quebrada La Llana por la caída de crudo.

‘’Estamos rechazando contundentemente el atentado del cual fue víctima el oleoducto Caño Limón-Coveñas en el sector rural de Teorama, creemos que este no es un atentado contra el Gobierno sino un atentado contra la diversidad, contra la fauna, contra los ríos y contra el medio ambiente’’, indicó Jorge Solano, defensor de Derechos Humanos.

Los pobladores de la zona aseguran que el crudo derramado por el atentado alcanzó el río Catatumbo y la mancha continúa avanzando.

‘’Ayer nos fuimos a pescar y esta mañana ya baja el pescado muerto y la mancha de petróleo es demasiada, bastante lo que está bajando’’, aseguró Yesenia Arelis, habitante del sector.

Corponor, aseguró que por razones de orden público, se ha dificultado la entrada de personal a la zona para controlar la emergencia.

‘’Bueno, es un atentado que afecta gravemente el ecosistema, igualmente la quebrada La Llana, el oleoducto no se encuentra en operación sin embargo la afectación que fue a 100 metros de la quebrada hizo un recorrido hasta el río Catatumbo; en estos momentos Ecopetrol está instalando unas barreras para controlar el derrame de crudo’’, explicó César Augusto Ortega, ingeniero de la compañía

Ecopetrol a través de un comunicado rechazo el atentado y aseguró que de manera preventiva se activó el punto de control en La Gabarra.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1