Ricardo José Rojas Daza, líder de una asociación de víctimas de la violencia de la desmovilizada guerrilla de las Farc, salió ileso de un atentado perpetrado contra su vida en el departamento Cesar.

Según la JEP, el atentado contra Rojas –director de la Asociación para la Protección Campesina, Afrocolombiana, Indígena y Víctimas de Colombia (Ascavic) y un reconocido líder de la Federación Colombiana de Víctimas de las Farc (Fevcol)– ocurrió este martes en inmediaciones de la población de Chiriguaná.

Ante esa situación la JEP manifestó su “preocupación frente al aumento de ataques contra líderes, víctimas y organizaciones sociales“.

 

Te puede interesar: Revelan plan que presentó exmilitar para atentar contra el presidente Duque

 

 

Según la JEP, esos actos “afectan gravemente su participación ante la jurisdicción, encargada de materializar sus derechos a la verdad plena, la justicia, la reparación y la no repetición“.

Al tiempo que rechazó el atentado contra Rojas, la JEP pidió a las autoridades “adoptar de manera inmediata las medidas necesarias para proteger a Rojas Daza y a las organizaciones Ascavic y Fevcol“.

Fevcol representa ante la JEP a víctimas de las Farc en el caso 01: Toma de rehenes y otras privaciones graves de la libertad, en el caso 04 que priorizó la región de Urabá y en el caso 07 que investiga el reclutamiento y utilización de niños en la guerra.

 

Mira también: Venezuela rechaza acusaciones sobre atentado contra el presidente Iván Duque

 

 

En el caso 01 la JEP prioriza el secuestro de personas por parte de las Far entre 1993 y 2012 e investiga más de 9.000 hechos ocurridos durante esos 19 años.

Los hechos que se investigan en este caso 07 se aborda la vinculación de niños a la guerra por parte de las antiguas Farc y la fuerza pública ya sea por su inclusión directa a las filas como combatientes o su utilización en actividades relacionadas con el conflicto que hayan puesto en riesgo su vida e integridad personal.

Además del reclutamiento, se investigan otras formas de participación de menores en el conflicto: como cocineros, cargadores, mensajeros, informantes, acompañantes del grupo, y a quienes fueron reclutados para propósitos sexuales.