La explosión de un artefacto instalado dentro de una alcantarilla, en el kilómetro 62 de la vía Panamericana entre Popayán y Cali afectó la capa asfáltica. Las autoridades responsabilizan a la disidencia de las Farc este nuevo hecho como represalia al ofrecimiento de recompensas por los comandantes de esa estructura.

La explosión se produjo en la vereda Cachimbal, ubicada a diez minutos de Santander de Quilichao.

Después que el artefacto explosivo fuera accionado, se produjo un incendio forestal que debió ser atendido por los bomberos.

Son tres los atentados contra la carretera internacional en lo que va corrido del año, dos de ellos ocurrieron iniciando el segundo trimestre; uno en el sector de El Patía y otro en Mandivá.

El coronel Fabio Alexander Rojas, comandante de la Policía del Cauca, confirmó que “en Cachimbal se accionó un artefacto explosivo que causó el levantamiento de la capa asfáltica y en el día de hoy, con la concesión, hay ya una cuadrilla de mantenimiento”.

Este último hecho es atribuido por las autoridades a la disidencia del sexto frente de las Farc, que según la Policía son quienes están atacando a aquellos que se oponen a su presencia y la de cultivos de uso ilícito en el norte del departamento.

La Gobernación del Cauca y la Policía ofrecen hasta 30 millones de pesos por alias ‘El Indio’ y por alias ‘Mayinbú’, 20 millones por los alias de ‘Javier’ y ’Luisca’ y 10 millones por otros cinco integrantes de este grupo armado que viene atacando a indígenas, líderes sociales, campesinos, docentes y amenazando periodistas.

Publicidad

Después de la explosión, un montículo de capa asfáltica que quedó sobre la vía Panamericana y ocasionó que un vehículo que iba a alta velocidad fuera a dar hacia la cuneta, afortunadamente no hubo heridos.